Horas muertas en el transporte

El tránsito en las grandes ciudades genera demoras que entorpecen la vida en ellas, para eso se buscan soluciones con el respaldo de las redes.

Los porteños y quienes se mueven por la ciudad de Buenos Aires pierden 152 horas por año debido al tránsito. La capital argentina ocupa el tercer lugar en ese ranking, detrás de Santiago de Chile, con 187 horas y Río de Janeiro, con 164, en tanto México encabeza el listado mundial con 227.
Los datos surgieron de un estudio realizado por la empresa internacional Tom Tom, en el que estableció las diez ciudades sudamericanas con mayor tráfico. En ese listado, Buenos Aires es igualada por Salvador de Brasil. El resto de las ciudades son brasileñas.
Para combatir los efectos negativos del tráfico y ofrecer una experiencia ciudadana más positiva, muchas ciudades están buscando formas de mejorar y planificar mejor la infraestructura de transporte. Históricamente, esta tarea implicaba contabilizar las compras de boletos de transporte público, contar vehículos en intersecciones específicas o realizar encuestas a usuarios.
Al respecto, el gerente de productos de Flux Vision, Ju Young Jeon, sostuvo que “los boletos solo pueden arrojar la información de cómo las personas hacen un trayecto de un viaje. Es más difícil entender su viaje completo: ¿están terminando su viaje en esa estación o se conectan a otra forma de transporte?. Si la red de transporte público y pasos peatonales son administrados por distintas empresas, el acceso a la imagen completa del tráfico vehícular puede ser incluso más difícil”.
Flux Vision es una aplicación de Orange Business Services, que convierte los datos de la red móvil en indicadores estadísticos anónimos sobre cómo se mueven las personas.
La Autoridad de Transporte Público de París (RATP), fundada para administrar los servicios de autobús y metro de la ciudad se ha expandido para ofrecer operaciones de transporte público en 15 países de Europa, América y Asia; pero para planificar sus servicios e incorporar nuevos métodos de transporte, como el uso compartido del automóvil y el alquiler de bicicletas, necesitaba una fuente de datos confiable y representativa.
La solución se buscó en los datos de la red móvil. “Casi todo el mundo posee un teléfono celular y lo lleva a todas partes. Con la data que arrojan los celulares se puede verificar los lugares de origen y comportamiento de los usuarios, hasta la mejora de las comunicaciones y la identificación de mejores formas de atraer a las audiencias adecuadas”, explicó Felipe Stuz, director de soluciones para Latinoamérica de Orange Business Services.
Agregó que “con una solución como Flux Vision se puede analizar en tiempo real, los flujos de tráfico y la intermodalidad, es decir el uso de múltiples formas de transporte en un solo viaje, para planificar mejor los esquemas de transporte e implementar nuevos servicios relevantes y oportunos”.
Ver cómo se mueven los consumidores puede ser muy útil para grandes organizaciones, pero para garantizar la privacidad, la aplicación se adhiere a GDPR (Reglamento General de Protección de Datos de Europa)y emplea algoritmos que garantizan un anonimato irreversible. Para ello, elimina todos los datos personales antes de entregarlos a los clientes, lo que hace imposible identificar a las personas.