Supercamiones porteños

La Legislatura porteña reglamentó la circulación de bitrenes en la Ciudad y extendió la concesión para AUSA, hasta 2049.

Con despacho de la Comisión de Tránsito y Transporte, los diputados porteños aprobaron la incorporación, autorización y reglamentación para que circulen por determinadas arterias de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, de grandes vehículos de carga (unidades tractoras con un tercer eje de apoyo o con dos semirremolques biarticulados), denominados bitrenes.
Los vehículos biarticulados tienen una longitud de entre 22 y 30 metros y un peso bruto total de 75 toneladas, con 54 toneladas de carga útil. El Código de Tránsito y Transporte anterior restringía el largo de los camiones a 20,50 metros y un peso bruto total de 45 Tn. Por eso se incorporaron estas nuevas figuras en el Código de Tránsito y Transporte.
La ley, aprobada por 45 votos positivos y la abstención de UC y la izquierda, determinó los recorridos permitidos y fijó que el horario de circulación que será exclusivamente entre desde las 22:00 y las 6:00 horas.
Por otra parte, Autopistas Urbanas Sociedad Anónima tendrá extendido hasta 2049 su mandato para administrar, mantener y operar la red de grandes vías de comunicación de la Ciudad de Buenos Aires, según dispuso la Legislatura mediante una ley sancionada después de haber pasado por Audiencia Pública.
La norma, impulsada por la Jefatura de Gobierno de la CABA, estableció que el cuadro tarifario para el cobro de peajes en autopistas podrá ser determinado de acuerdo con “horarios, flujo de tránsito, estacionalidad, condiciones económico-financieras y condiciones generales del desenvolvimiento de la red vial”.
La modificación en el sistema para determinar tarifas viales obedece a la próxima puesta en funcionamiento de un sistema de libre flujo vehicular (“free flow”), mediante el cual se podrá cobrar peaje sin pasar por casillas ni detenerse ante barreras. Un sistema satelital permitirá el cobro automático por formas de pago electrónico, prepago, post-pago o envío de factura al domicilio.
En cuanto a la extensión por 20 años de la concesión, se argumentó que será a los efectos de permitir la organización de obras y gestiones a mediano y largo plazo, que incluyen la tramitación de créditos ante organismos multilaterales. Estas explicaciones fueron hechas por directivos de AUSA y funcionarios de la Ciudad ante las comisiones legislativas. Se aprobó con 45 votos positivos de VJ, PS, BP y Gen y la oposición de UC, Ev e izquierda.