Un nuevo furgón en las rutas argentinas

Toyota lanzó un vehículo de carga para el mercado local en dos configuraciones.

Si Hiace marcha bien en el país, Toyoya podría comenzar a producirlo en el país.


Hiace es el furgón más reconocido de Toyota a nivel mundial. Motivo suficiente para que hoy Toyota Argentina presentara en su planta de Zárate, provincia de Buenos Aires,  dos configuraciones de la sexta configuración de este vehículo fabricado en Japón: los furgones de carga L1H1 (techo bajo) y L2H2 (techo alto), de 6,2 y 9,3 metros cúbicos respectivamente. Con este line up, la marca cubre el 65% del mercado total de furgones en la Argentina.
Daniel Herrero, presidente de Toyota en el país, dijo que la marca tiene que “seguir adelante con nuestra dirección y objetivo, además de seguir con este proyecto sostenible de producción, exportación y visión de largo plazo. La marca tiene una consideración muy grande para la región de Latinoamérica”.
Por su parte, Juan Pablo Grano, gerente general de Marketing de la terminal local, dijo que con 20 años de historia en la Argentina, la compañía trabajó “mucho mucho en el servicio, la garantía, el servicio de posventa, la disponibilidad de repuestos y cuidado de valor de reventa”.
También afirmó: “Cuando tengamos todo el line up estamos pensando 500 unidades por año”.
Diego Prado, director de Comunicaciones Corporativas, destacó que Toyoya va a testear la reacción de sus clientes.  “Ahí analizaremos la posibilidad de comenzar a producirlo en la Argentina. También analizaremos la viabilidad de los costos”.
El directivo marcó algunas ventajas: Hiace comparte la misma trasmisión y motorización de Hilux, lo que genera una gran cantidad de sinergias. Otra ventaja es que las partes que habría que desarrollar para este tipo de furgón también utiliza tecnologías similares a las de la Hilux, como asientos, parabrisas, llantas, cubiertas. “Son fácilmente desarrollables. La clave será, como siempre, costo y oportunidad”, agregó.

 

Cualidades en cifras
La versión L1H1 (largo de 5.265 mm.; alto de 1.990 mm.; y ancho de 1.950 mm) es ideal para logísticas urbanas y accesos en los que la altura máxima y dimensiones exteriores contenidas son una limitante para el ingreso del vehículo.
La versión L2H2 posee dimensiones más generosas (largo de 5.915 mm.; alto de 2.280 mm.; y ancho de 1.950 mm), resultando en un volumen de carga de mayor porte. Su tamaño es ideal para trabajos de logísticas urbanas, suburbanas e interurbanas.
El motor que equipa es el Toyota 1GD, de 2.8 litros de cilindrada (2.755 cc), con Turbo de Geometría Variable (TGV) e intercooler, de cuatro cilindros en línea, 16 válvulas con doble árbol de levas a la cabeza, sistema de inyección directa Common-Rail D4-D y cadena de distribución. Además, entrega una potencia máxima de 177 CV y 450 Nm de torque máximo.
La categoría de vehículo comercial de ambas versiones es N1 (masa máxima de 3,5 ton.), lo permite que la flamante Hiace pueda ser conducida por personas con licencias B1 o superior (autos, utilitarios y camionetas de hasta 3.500 Kg. de peso total).
Hiace está fabricada sobre una nueva plataforma autoportante de estructura anular, que le confiere una alta resistencia a la torsión que asegura un nivel de performance dinámica superior y durabilidad en todas las condiciones de carga, destacaron desde la empresa.
Por otra parte, ambas versiones cuentan con airbags frontales con protección para los tres pasajeros y de rodilla para el conductor, control de estabilidad (VSC), control de tracción (TRC), y cinturones de seguridad de tres puntos para los tres ocupantes del vehículo. La dirección hidráulica proporciona una dureza progresiva al incrementarse la velocidad, lo que contribuye a la seguridad y estabilidad del vehículo.
El confort y equipamiento están sustentados por una “excelente insonorización, la baja rumorosidad y vibraciones”, entre otros aspectos, como audio con CD, MP3, Bluetooth®, conexión auxiliar de audio y USB; llave con comando a distancia de cierre centralizado de puertas; alarma antirrobo e inmovilizador de motor; computadora de a bordo, que proporciona información de consumo y economía de combustible, tiempo de viaje y autonomía, entre otros elementos.