“Una bisagra en el transporte de cargas”

El directivo de la Fadeeac Cristian Sanz afirmó que las nuevas configuraciones para camiones propuestas por el Gobierno fueron bien recibidas por el sector.

El transporte de cargas en la Argentina quedó frente a una nueva era gracias a los cambios previstos en el reciente Decreto 32/2018 que estableció, entre otras cosas, la posibilidad de incrementar el máximo de carga de 45 a 75 toneladas y aumentar la altura máxima de los vehículos de 4,10 a 4,30 metros.
“El decreto, además de incluir el tema del bitren que tiene un tinte mediático que ha generado la atención de la prensa, contiene el trabajo que hicimos durante tres años para llegar a una modificación en los pesos máximos permitidos, saltando de 45 a 55,5 toneladas”, explicó Cristian Sanz, protesorero de la Federación Argentina de Entidades Empresarias del Autotransporte de Cargas (Fadeeac).

El dirigente empresario fue uno de los impulsores del proyecto para subir el peso bruto total de los camiones sin necesidad de grandes cambios ni inversiones en los equipos que desarrolló la Fadeeac y que quedó contenido en el decreto, que podrá quedar efectivo en un plazo no mayor a los 120 días, después de que lo trate el Senado Nacional.
“El prototipo que presentamos tiene la particularidad de no alterar las medidas de los equipos existentes, ni en ancho ni en largo, redistribuye ejes y ofrece nuevas tecnologías –como la suspensión neumática, ABS y EBS- para el aumento de la seguridad vial”, dijo el protesorero de la Fadeeac a Infotyl.com.ar.

Sanz celebró: “Hemos sido atendidos en nuestra necesidad y eso está reflejado en el Decreto. Estamos convencidos de que esta es una bisagra para el transporte de cargas en la Argentina. Cambia algo que está desde hace 45 años, que es la capacidad de carga de 45 toneladas. Hoy está superada porque vamos a tener la posibilidad de 50, 52, 55,5, 60 y 75 toneladas”.

Si bien no se contempló la ley Peso/Potencia en el texto, el directivo de la Federación explicó que “para sortear las 45 toneladas se debe escalar a nuevas tecnologías o nuevas potencias. Quienes sigan con el vehículo de 425, para 45 toneladas, podrán seguir trabajando sin impedimentos, pero para escalar de 45 hasta 55, 5 toneladas se necesitarán 6 cv por tonelada de carga, y de 55,5 para arriba serán 6,75 cv por tonelada”, que será el caso de los bitrenes.
Este tipo de vehículos –que no estuvieron incluidos en la propuesta de la Fadeeac- requerirán un tercer eje en el tractor y tendrán tres categorías: de libre circulación, hasta 20,50 metros y 60 toneladas; de circulación en corredores especiales, hasta 22,40 y 25,50 metros y 60 y 75 toneladas, respectivamente, y de circulación en corredores especiales con permisos especiales, de 25,50 a 50,35 metros, con 75 toneladas.

Sanz explicó a Infotyl.com.ar que “las nuevas tecnologías son bienvenidas, porque al transporte hay que modernizarlo. Todas las formas de transporte han aumentado su capacidad en los últimos 25 años, todas han aumentado sus capacidades, como la industria o el agro y nosotros tenemos que aggiornarnos a estos aumentos, para transportar la producción que va a tener la Argentina”.
La inversión que debería hacer un transportista para acceder a uno de los equipos propuestos por la Fadeeac estaría en el orden de los 140.000 pesos para incorporar un tercer eje y de entre 12 y 15% más en el valor de un semirremolque de mayor capacidad. Al respecto, Sanz comentó: “Depende de cómo vaya la economía, pero esperamos que en tres o cuatro años nuestra flota sea moderna, con equipos nuevos”.
Destacó que la “Fadeeac trabaja también en el plan de chatarrización de vehículos antiguos que estaría muy bien atado a este decreto. Hace falta que muchos camiones dejen de circular, pero que sus propietarios sigan trabajando con vehículos más modernos” dijo y agregó que “el que invierte en tecnología debe ser premiado. Hay un acto de injusticia en el sentido de que uno que compra un camión Euro 5 y paga una patente más cara que el que contamina mucho más”.