Un reparto sin repartidor

La compañía de e-commerce Amazon puso en marcha un sistema de reparto a domicilio por medio de pequeños robots autónomos.

Un sistema de entregas de paquetes a domicilio por medio de dispositivos eléctricos autónomos del tamaño de una conservadora portátil que se desplazan a paso de hombre por las veredas, comenzó a ser probado por Amazon en el condado estadounidense de Snohomish, en el estado de Washington.
Desde la segunda quincena de enero, seis de esos pequeños bots azules de entrega con la marca Amazon Prime –diseñados por la empresa de e-commerce- sirven a los vecinos de esa ciudad de lunes a viernes en horario diurno, aún supervisados por un empleado de la empresa, aunque en el futuro lo harán sin ese acompañamiento.

Desde la empresa informaron que desarrollaron Amazon Scout en su laboratorio de investigación y desarrollo en Seattle, “asegurando que los dispositivos puedan navegar de forma segura y eficiente alrededor de mascotas, peatones y cualquier otra cosa en su camino”.
Para usar el servicio los clientes en el condado de Snohomish realizan el pedido como lo harían normalmente y sus paquetes de Amazon serán entregados por uno de sus proveedores o por Amazon Scout. Los clientes pueden comprar en Amazon App o amazon.com y disfrutar de las mismas opciones de envío que incluyen envío rápido, gratis el mismo día, de un día o de dos días para los miembros de Prime.
El director del condado de Snohomish, Dave Somers, afirmó: “Siempre estamos buscando nuevas formas de brindar un mejor servicio a nuestros residentes. Desde la última innovación de Amazon hasta la tecnología de vanguardia, el Condado de Snohomish es un gran lugar para la creatividad empresarial”.
Así, Amazon se sumó a otras iniciativas puestas de entrega de pedidos a través de robots en los Estados Unidos, donde la cadena de supermercados Kroger puso en marcha en diciembre un servicio de entrega de pedidos con vehículos sin conductor.