Camino ganado para los neumáticos

Las inversiones hechas y en camino por Bridgestone reflejan su posición en el mercado y proyectan un crecimiento de sus ventas locales e internacionales para este año.

En un contexto de alta competitividad en el sector, Bridgestone Argentina mantiene su liderazgo en el universo de los neumáticos. Según su presidente, Agustín Pedroni, las cifras de la empresa reflejan un escenario más que optimista y permiten avizorar un buen futuro para el desarrollo de sus operaciones: las proyecciones de ventas en volúmenes a las terminales en 2018 son de 12 por ciento con respecto al año pasado.

¿Qué expectativas tienen para este año?
El año lo empezamos muy bien, en términos de participación de mercado. En 2017 tuvimos crecimientos interesantes en los diferentes canales de distribución. Los dos primeros meses fueron muy sólidos. A su vez, esperamos crecer un 12 por ciento en volúmenes de ventas a las terminales para 2018, con respecto al año pasado. También estimamos un alza del 30% en las exportaciones y un 3% más en el mercado de reposición. Sólo para 2018 proyectamos invertir 20 millones de dólares.

¿Cuáles son los motivos que explican el desarrollo de esos canales de distribución?
No es ninguna novedad el crecimiento de la industria automotriz argentina, no sólo en los patentamientos, que han tenido el segundo mejor año de la historia, sino que empezó a crecer aún más la producción. En nuestro caso, nos permitió ganar proyectos nuevos. Donde tenemos una baja participación, se deja de producir y se reemplaza por otras iniciativas, con las que empezamos a tener una mayor y muy positiva presencia. Somos el número uno del mercado por segundo año consecutivo de neumáticos en equipo original producido en la Argentina.

¿Cómo se logran y definen esos nuevos proyectos?
Mediante las inversiones que hicimos. No hubiese sido posible si no hubiéramos apostado por el crecimiento del país y de su industria en momentos donde se debatía hacia dónde ir. Nuevas inversiones son una realidad y las hemos hecho a tiempo en máquinas que nos permiten hacer otro tipo de neumáticos.

¿Cuál es la política para ser líderes en el mercado?
Ser competitivos en un mercado que se está integrando mucho con Brasil, desde el punto de vista automotriz y con la estrategia de las automotrices de haber concentrado su especialización de determinados proyectos. Eso nos está dando el parámetro hacia dónde va el mercado para saber en qué tenemos que invertir en la Argentina. Nuestra resolución es seguir la estrategia de las terminales. Antes, el mercado estaba mucho más ceñido a la competencia local. Hoy, tenemos competidores principalmente de Brasil y de otros lugares del mundo. Por eso innovamos en procesos, en los que la logística forma parte trascendental. Obviamente el país tiene que acompañar para que las industrias sean competitivas. No hay una solución mágica. Es un conjunto de acciones que se hacen.

¿Qué cambios tienen en mente para seguir creciendo?
Muchos ya se están haciendo, como sentarnos con el gobierno nacional, provincial y municipal para explicarles la situación en la que estamos. El entendimiento de las autoridades nos da la pauta de que podemos mantener un muy buen diálogo y buenos acuerdos desde el punto de vista de los tiempos que se manejan. Pero un tema a resolver es terminar de afianzar la matriz productiva del país. No podemos ser buenos en todo. Tenemos que elegir en qué vamos a ser competitivos y en qué nos vamos a realizar. Se están haciendo muchas mesas de trabajo, donde el Gobierno se marca el camino a seguir. Nos sumamos a ese proceso que se está transitando.

¿Qué tipo de especialización piensa para Bridgestone en el país?
De acuerdo a los segmentos industriales que hoy son muy pujantes, básicamente a los neumáticos para camioneta por toda la especialización en la industria automotriz. También en productos de alto valor agregado. O sea, neumáticos de autos de media y alta gama de una tecnología muy positiva. En la Argentina hay una mano de obra calificada y un entorno que permite hacer productos de alto valor para exportar. Por otro lado, la parte agrícola que es uno de los pilares nacionales. Somos líderes en ese segmento y acompañamos el crecimiento de las terminales del sector.

¿Cuáles son los principales destinos de exportación?
Estados Unidos principalmente. Brasil sigue siendo un cliente importante de la filial local. Chile y Perú, en menor medida. Muy poco a Colombia y México. Hay otros destinos con algunos productos específicos.

¿Qué tienen en agenda para los canales de venta?
En breve, inauguraremos un nuevo centro de distribución en Gran Buenos Aires, con el que vamos a ganar en velocidad logística, optimización y competitividad. In house tenemos muchos proyectos de diferentes áreas que apuntan a mayores eficiencias, reducción de costos, manteniendo la calidad de nuestros procesos y costos.