El e-commerce, todo para ganar

Con gran perspectivas a futuro, esta canal de ventas y exhibición el año pasado creció en la Argentina un 52%.

Con el foco puesto en la “revolución” del e-commerce, Guillermo Fazio, director de Supply Chain y Operaciones para la Región Plata de Nestlé y presidente de GS1 Argentina destacó los aspectos más sobresalientes de este canal en pleno crecimiento.
Para el directivo el e-commerce “va a cambiar las formas de trabajar, vivir y consumir”. Para tener una dimensión de su potencial, Fazio señaló que se trata de un negocio de 2.300 billones de dólares; representa el 3% del PBI a nivel mundial; es cuatro veces la economía argentina y lel 10% de la venta de retail a nivel global.
El e-commerce, el año pasado creció en Argentina un 52%, y planea seguir a ese ritmo en el futuro; representa unos 8.000 millones de dólares, lo que significa el 0,3% de su total a nivel mundial. En Latinoamérica, se está desarrollando a una tasa constante del 20%, mientras que en el país, en 2014, representaba apenas el 1,5% del retail. “Para este año, estimamos que va a alcanzar el 3%. Los especialistas consideran que la Argentina es uno de los países donde más va a crecer”, señaló.
Por otra parte, cada vez toman más relevancia los medios móviles. El 39% de las personas que compran por e-commerce lo hacen por dispositivos móviles, como teléfonos celulares o tablets. “Es una tendencia que no podemos dejar de tener en cuenta”, apuntó ayer el titular de GS1 Argentina en el Seminario Management Logístico, realizado en el Hipódromo de San Isidro.
“Se trata de una gran vidriera, además de ser una herramienta de venta. Ahora, las fronteras entre las fronteras físicas”, sostuvo y manifestó que tiene características básicas: es un góndola sin fronteras; posee transparencia de precios y flexibilidad horaria. Además “es una actividad que ayuda a formalizar la economía”.
Por lo pronto, los desafíos de la logística son contar con una buena planificación, calidad de datos; mejorar la preparación de los pedidos y apuntalar la distribución.