Pérdida de competitividad de autopartistas

La política de reintegros y derechos de exportación sobre el valor agregado local de los vehículos afectaría negativamente al sector en 12,5%.

Los fabricantes de autopartes afirmaron que enfrentan una situación productiva compleja, que estará estancada frente a una fabricación de vehículos en el orden de las 490.000 unidades en 2018 y 2019, por lo que, respecto de 2017 esperan un impacto negativo sobre el empleo de 5%.
La Asociación de Fábricas Argentinas de Componentes (Afac) destacó que cualquier aumento de la presión impositiva y en particular los derechos de exportación, genera una reducción de ventas al exterior o un menor crecimiento respecto del potencial.
La entidad explicó que en las exportaciones de vehículos, “los incentivos han quedado orientados a reducir el valor agregado local generado por las autopartes fabricadas en el país”, ya que los reintegros y los derechos de exportación se calculan con valor Fob de exportaciones de vehículos, deduciendo las autopartes importadas de dicha base.
Esta circunstancia haría que “cuánto más alto es el contenido importado, menor será el porcentaje efectivo del derecho de exportación sobre el valor de la exportación. Ello genera que a la hora de decidir sobre la localización (o no) de una autoparte que integra un vehículo que se exporta, se evalúe el impacto de los reintegros que “suman” solamente sobre las autopartes locales y los derechos de exportación que “restan” también sólo a las autopartes locales”.
Por los Decretos 767 y 793/18, “las autopartes locales, de una situación en donde recibían una devolución parcial de impuestos del 6,5%, pasan a una penalidad del 6% frente a las autopartes importadas, dando como resultado con respecto a la situación inicial una pérdida de competitividad de 12,5 puntos porcentuales”.
Agregó Afac que “los proveedores locales deben hacer frente al pago del Impuesto provincial de Ingresos Brutos, tributo que no impacta sobre las autopartes importadas, debiendo afrontar en este caso sólo una percepción (pago a cuenta) con impacto sólo financiero”.
Recordaron que “la balanza comercial autopartista mostró un saldo negativo en 2017 de 6.710 millones de dólares. Dicha cifra es equivalente al 80% del déficit comercial total de la Argentina. Es una situación estructural que viene de muchos años atrás y que representa un gran desafío”.
Finalmente consideró la entidad empresaria que “es imprescindible que el esquema de derechos de exportación sea revisado y corregido. Para ello urge extender la base de cálculo también a las autopartes importadas, pero reduciendo el valor nominal del derecho de exportación, a fin de no terminar aumentando aún más la altísima presión fiscal sobre las ventas al exterior”.

Estructura de reintegros y derechos de exportación
.                                                                           Reintegros             Derechos              Impacto Neto
Antes de los Dec. 767 y 793/18             6,5%                          0                                 +6,5%
Después de los Dec. 767 y 793/18        2%                          ~8%                             -6,0%
Efecto sobre la competitividad              -4,5%                     ~-8%                          -12,5%