Abrió el Paseo del Bajo

Con un acto del que participaron el Presidente de la Nación, el Jefe de Gobierno porteño y otros funcionarios fue inaugurada la nueva autopista urbana.

El presidente Mauricio Macri, acompañado por el jefe de Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta; el ministro de Transporte de la Nación, Guillermo Dietrich, y la gobernadora de la Provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, inauguraron hoy el Paseo del Bajo.
La nueva autopista urbana del bajo porteño tendrá una extensión de 7,1 kilómetros, con 12 carriles: cuatro de vía rápida y exclusivos para camiones y micros de larga distancia, dos sentido al norte y dos sur, de 3,5 metros de ancho cada uno; y ocho carriles para vehículos livianos: cuatro sobre Av. Alicia Moreau de Justo – Antártida Argentina con sentido norte y otros tantos sobre Av. Ing. Huergo – Madero con sentido al sur.
La obra fue impulsada por el Gobierno porteño, fue realizada por el Ministerio de Desarrollo Urbano y Transporte de la Ciudad, a través de Autopistas Urbanas S.A. (Ausa), y se extiende desde la avenida Brasil y la bajada de la autopista 25 de mayo, hasta el peaje Retiro de la autopista Illia, con un ramal de ingreso a la Terminal de Ómnibus de Retiro y otro que conectará con el Puerto de Buenos Aires.
Según cálculos previos, la obra permitirá un ahorro en costos logísticos de 46% para camiones y de hasta 62% para micros de larga distancia, por menor consumo de combustible, reducción del riesgo de accidentes y de los arranques y detenciones que se generaban antes de la obra, en las avenidas Huergo y Madero, cuando los vehículos livianos y pesados circulaban por la misma vía. El ahorro de tiempo será de 70% para los vehículos de gran porte.
El Paseo cuenta con 26 salidas de emergencias, 240 cámaras, 26 pulsadores de seguridad, 2,10 metros de banquina y grupo electrógeno. También se planificaron situaciones para evitar incendios e inundaciones.
Macri dijo que “una obra como ésta es más importante que miles de discursos, que todas las teorías que podamos tener, porque esto es real, esto es progreso real, esto les empieza a cambiar un poquito la vida a cientos de miles de personas todos los días”; mientras que Rodríguez Larreta observó que la obra se concretó con el trabajo de “más de 3.500 trabajadores argentinos, ingenieros argentinos, empresas argentinas que muestran que cuando hacemos las cosas bien como nunca antes, podemos hacer obras de primer nivel mundial”.
“Esta obra se venía proyectando desde los ´60 pero recién hoy la vemos hecha realidad. Es una transformación para la Ciudad y para todo el país, para los conductores y las personas que viajan por toda la Argentina y cruzan por este punto neurálgico: los trabajadores del sector viajan más seguro y más rápido, antes de esta obra se pasaban hasta 4 horas de congestión esperando para ingresar a las terminales”, dijo Dietrich.
Con una inversión de 600 millones de dólares, la obra se completó en dos años y medio, generando 8.500 empleos entre directos e indirectos; permite reducir 11.231 Tco de emisiones de gases de efecto invernadero y la creación de 60.000 metros cuadrados de espacios verdes nuevos. Pasarán 15.300 camiones, más de 1.500 micros de larga distancia y 90.000 vehículos livianos por día.