Cinco años sin accidentes

Con la intención de llegar el año próximo al nivel óptimo de incidentes en el continente, el centro de Grand Bourg de Volvo se anotó entre los tres mejores de América.


El Centro Logístico de Volvo, ubicado en la localidad bonaerense de Grand Bourg, cumplió cinco años sin tener accidentes en sus 3.066 metros cuadrados cubiertos y 500 de área Administrativa, construidos sobre un predio de 6.100 metros cuadrados.
El récord obtenido por el Centro en Argentina sólo ha sido superado, dentro del continente, por los que obtuvieron los establecimientos de Dallas y Jacksonville, en Estados Unidos, con casi 9 y 7 años respectivamente sin accidentes.
Los logros en materia de seguridad del centro de Grand Bourg cobran más valor dada la actividad que se despliega en el establecimiento, desde donde 14 empleados despachan 300 líneas diarias hacia 23 puntos de entrega en todo el país; se reciben unos 12 contenedores por mes y se administran 19.000 SKUs (Stock-keeping unit, sin traducción literal al español podría denominarse «código de artículo») distintos en stock.
Las operaciones en el Centro son realizadas con dos apiladores eléctricos y equipamiento manual auxiliar. Los racks de almacenamiento de pallets constan de hasta siete niveles con una altura de hasta 10 metros de altura.
Existe además un programa de incentivos a la innovación donde el aspecto de seguridad es evaluado como prioritario, lo que facilita la motivación del grupo en este aspecto.
El Centro de Grand Bourg no sólo ostenta estándares altos en materia de seguridad, sino que también exhibe notables índices de eficiencia, en referencia a una serie de métricas que se utilizan para sintetizar la información sobre la productividad de las acciones que se llevan a cabo.
El director de Servicios Logísticos de Volvo Argentina, Augusto Grodsinsky, dijo: “Nuestra visión estratégica en la región Sudamérica para el año 2020 es tener cero incidentes y accidentes”, y explicó que la práctica del “cuidado activo” no se limita a un conjunto de medidas difundidas una vez al personal para luego verificar pasivamente su cumplimiento, como si el management fuese externo a él.
“Todas las mañanas hay reuniones donde participa el grupo de operaciones y se discute sobre la detección temprana de potenciales riesgos derivados de comportamientos, condiciones de infraestructura, equipos, y se establecen ajustes y responsables para su eliminación”, aclaró.