Electrificación del transporte en la región

La posibilidad de desarrollar una agenda que apunte hacia la fabricación de buses eléctricos en la región fue lanzada esta semana.

Hay que pensar más en la problemática ambiental y aportar mayores innovaciones tecnológicas.


El ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, próximamente anunciará los detalles de una agenda de electromovilidad, con el objetivo de renovar la flota del transporte público de pasajeros en todo el país.
Durante su participación en un encuentro organizado por la Corporación Andina de Fomento (CAF), esta semana en el Centro Cultural Kirchner, Kulfas dijo: “Trabajamos en tres ejes: la industrialización del litio, la incorporación de los fabricantes de autopartes y la renovación de la flota del transporte público, en el marco de lo que denominamos agenda verde”.
El funcionario consideró central que Latinoamérica se incorpore a la industria 4.0, básicamente a través de la tecnología del conocimiento, “enriquecida por los grupos de investigación que trabajan en estos nuevos formatos”.
Reconoció que “la euforia de los precios de los commodities no fue debidamente aprovechado y tenemos un déficit regional para sostenernos con nuevas tecnologías”, por lo que “hay que repensar los modelos productivos, articularlos con más y mejor conocimiento, pensar más en la problemática ambiental y aportar mayores innovaciones tecnológicas”.
Si bien el principal centro de fabricación de buses eléctricos es China, donde circulan casi todos los vehículos de este tipo impulsados con baterías de litio, que se extrae sobre todo en Latinoamérica, lo que favorecería este tipo de iniciativas.
En Buenos Aires y Mendoza comenzaron a circular colectivos eléctricos, mientras que en Rosario se presentó un trolebús fabricado en la provincia de Santa Fe. Estos antecedentes no superan a Santiago de Chile, donde hay más de cien buses de este tipo.