Emergencia ferroviaria

El mal estado en que se encuentran los tendidos ferroviarios del país podría justificar que el Gobierno declare un estado especial para atender al sector.

 

“Hoy, solo 50% de los 30.000 kilómetros de vías que tiene el país están operables”.


El Gobierno Nacional podría declarar la emergencia ferroviaria, debido a que la mitad del tendido de vías en el país se encuentra fuera de operaciones, según reconoció el ministro de Transporte, Mario Meoni.
Durante la conferencia virtual “Transporte en la Argentina, integración regional y desarrollo económico”, Meoni fundamentó esa decisión en que “hoy, solo 50% de los 30.000 kilómetros de vías que tiene el país están operables”.
Días atrás, el secretario general de la Unión Ferroviaria, Sergio Sasia había solicitado “declarar la Emergencia Ferroviaria Pública Nacional, para llevar adelante las inversiones que hoy necesita el Sistema Ferroviario tanto de pasajeros como de cargas, para brindar un servicio seguro, eficiente, cómodo y confiable” e instado a “comenzar a delinear un Plan Estratégico de Desarrollo Ferroviario a 10 años, como política de Estado, que se debata en el Congreso”.
En la conferencia, organizada por la Universidad Nacional de Lanús (UNLa), el ministro destacó que se trabaja en mejorar la frecuencia del transporte urbano, aunque puso el énfasis en la habilitación del San Martín Cargas desde Mendoza; el Urquiza hasta Posadas; la ampliación del Belgrano Cargas, y la habilitación de 700 kilómetros en el Roca, para llegar hasta Vaca Muerta.
Meoni estuvo acompañado por Daniel Vispo, de Trenes Argentinos Cargas, quien precisó que “hoy logramos que 9.100 kilómetros del sector cargas puedan operar y que haya subido la actividad un 26 % en el primer semestre, pese a la pandemia”.
Otro de los participantes, el titular de Trenes Argentinos Operaciones-SOFSE, Martín Marinucci, sostuvo expresó que “la actividad en el sector que me corresponde, que comprende fundamentalmente al transporte de pasajeros en el AMBA, está en estado alarmante, preocupante. Hay cuestiones económicas y de infraestructura que hoy son prioridad y de las cuales tenemos que ocuparnos”.
Por su parte, la rectora de la UNLa, Ana Jaramillo, subrayó que “la Universidad recuperó más de 20 hectáreas de los talleres ferroviarios abandonados de Remedios de Escalada” y señaló la necesidad de que vuelva a haber espacios en el predio de la institución donde “se reparen nuestras máquinas”.