UE: reclamos por carga eléctrica

Entidades del Viejo Continente solicitó que haya un millón de cargadores públicos de vehículos eléctricos para 2024.

 

Los fabricantes de automóviles, los ambientalistas y los grupos de consumidores piden a la Unión Europea que establezca objetivos ambiciosos por país para el despliegue de puntos de recarga de vehículos eléctricos, informó la Asociación Europea de Fabricantes de Automóviles (ACEA).
Esta entidad junto a Transporte y Medio Ambiente (T&E) y la Organización Europea del Consumidor (BEUC) pidieron a los comisarios de clima, transporte, industria y energía de la UE que haga una revisión de los usos de combustibles alternativos. La ley de infraestructura exigirá 1 millón de puntos de recarga públicos en todo el bloque en 2024 y tres millones en 2029.
William Todts, director ejecutivo de T&E, dijo: “Si nos tomamos en serio el calentamiento global, debemos convertirnos en eléctricos rápidamente. Para acelerar la transición, necesitamos una carga fácil y ubicua, no solo en Noruega y los Países Bajos, sino en toda Europa. Los objetivos de carga de vehículos eléctricos por país son una excelente manera de hacer que eso suceda y la Comisión debería dejar de arrastrar los pies sobre esto”.
Por su parte, Oliver Zipse, presidente de ACEA y director ejecutivo de BMW, elogió a los fabricantes de automóviles europeos por impulsar la transición a la movilidad eléctrica. Pero aclaró que “el éxito de este enorme esfuerzo se ve seriamente amenazado por el retraso en la instalación de la infraestructura de carga en la UE. La Comisión de la UE debe tomar medidas rápidamente y establecer objetivos vinculantes para el aumento de la infraestructura de carga en los estados miembros”.

 

Abordajes
Monique Goyens, directora general de BEUC, agregó: “Los responsables de la formulación de políticas deberían abordar cuestiones prácticas, como mostrar las tarifas de cobro en precio por kilovatio hora y permitir métodos de pago comúnmente disponibles”.
Según expresaron las entidades, el número de cargadores de acceso público debería aumentar en línea con el número de vehículos eléctricos en la carretera. También solicitaron a la UE que aborde las crecientes necesidades de los conductores de vehículos eléctricos con poco o ningún acceso a la carga privada, así como a los taxis eléctricos y a los servicios de transporte, estableciendo objetivos para cargadores rápidos y ultrarrápidos en las zonas urbanas.