Brasil volvió a arrancar

La industria automotriz brasileña comenzó a recuperarse, aunque las fábricas del sector mantienen capacidad ociosa que para camiones alcanza a 75%.

La producción de vehículos en Brasil aumentó 27,1%, entre enero y noviembre pasado, al alcanzar un total de 2,485 millones de unidades, según informó la Asociación Nacional de Fabricantes de Vehículos Automotores (Anfavea).
En la comparación de noviembre con el mismo mes del año pasado, la producción creció 15,2%, al pasar de 216,300l a 249.089 unidades y en la comparación de mes a mes, entre noviembre y octubre, hubo descenso de 0,3%.
El presidente de la Anfavea, Antonio Megale, reconoció: “Todavía tenemos una capacidad ociosa importante en el orden del 45%, que comienza a reducirse, pero sigue siendo alta, principalmente en el sector de camiones, el 75%”.
Al anunciar los datos, Megale informó que las ventas internas de noviembre fueron 0,7% superiores a las de octubre, llegando a 204.200 unidades. El acumulado del año llegó a poco más de dos millones, 9,8% por encima que en igual período del año pasado. En la comparación con el mismo mes de 2016, hubo un aumento de 14,6%.
Según el directivo, por primera vez en el año, se superaron las 10.000 unidades por día, y dijo que “este es el mejor número desde 2014, y nos da una confianza mayor. Comenzamos el año con 6.600 unidades en enero.”
En otra línea,la venta de vehículos al exterior aumentó 18,7% en noviembre respecto de octubre, pasando las 73.000l unidades. En relación con noviembre de 2016, las exportaciones aumentaron 28,8% y, en el acumulado del año, 53,3%, alcanzando las 700.893 unidades.
“Fue un mes excepcional: 73.000 es un número de récord histórico para el mes, el acumulado de más de 700.000l también es una excelente noticia y otro récord, muestra el esfuerzo de las empresas, la mejora en la cuestión cambiaria y la evolución tecnológica de los productos “, afirmó Megale.
Según la Anfavea, el empleo en el sector se estabilizó en noviembre, con una caída de 0,3%, en la comparación con octubre. En relación con noviembre del año pasado, hubo alza de 2,5%, que de acuerdo con la entidad, fueron “pequeñas variaciones” normales.
“En el mes de marzo de 2016, teníamos más de 38.000 personas en lay-off o en el Programa Seguro-Empleo (PSE) y este mes tenemos 3.332, no abrimos, ni cerramos puestos de trabajo PSE, es decir, colocamos a 35.000 personas de vuelta al trabajo “, concluyó la asociación.