Los espacios bajo viaductos ferroviarios

El Convenio suscripto entre el Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y la Agencia de Administración de Bienes del Estado de la Nación para el desarrollo de los nuevos espacios bajo viaductos ferroviarios de las líneas Mitre, San Martín y Belgrano Sur, fue aprobado por la Legislatura de la Ciudad.

Esta iniciativa tiene por finalidad articular procesos de reconversión urbana e integración de los predios ferroviarios a cargo del Estado Nacional, al ser liberados en superficie por la elevación de los viaductos. Esto favorecerá la incorporación de usos comerciales y la apertura de frentes y vidrieras para vincular e integrar la traza urbana.
“En la actualidad dichos predios se encuentran al servicio del transporte público referido, operando como barrera urbana, con la consecuente interrupción de vinculaciones peatonales y vehiculares, así como una degradación en la calidad urbana; afectando de este modo a la integración entre barrios, la continuidad del tejido urbano, así como al transporte vehicular terrestre y los espacios de esparcimiento de los habitantes de la ciudad”, explican los fundamentos del proyecto, una iniciativa del Jefe de Gobierno.
Por otra parte, se definieron limitaciones de ocupación según el tramo del viaducto y la línea ferroviaria, que van desde la totalidad del espacio a porcentajes de 65 a 30%. Además, en los espacios libres por fuera del bajo viaducto se propiciará la creación de corredores verdes, peatonales, ciclovías y bicisendas.
Por otra parte, la Legislatura también dio su aval para avanzar con una plataforma elevada por encima de las vías férreas, que vinculará los barrios de Recoleta con el Barrio Padre Carlos Mujica (31 y 31 bis), donde se instalarán las nuevas oficinas del Banco Interamericano de Desarrollo en medio de parques y pasos peatonales de acceso público.
La obra será costeada por el organismo multilateral de crédito será una estructura por encima de la futura traza de la Autopista Illia y de las vías férreas con terminales en Retiro. Se tratará de un puente con edificios, calles peatonales y espacios verdes que se emplazará perpendicular a los rieles ferroviarios a lo largo de unos 200 metros.