Aerolíneas de lleno a las cargas aéreas

AA prevé potenciar el negocio de cargas ante la caída en los márgenes tarifarios del tráfico de pasajeros, en la pospandemia.

 

El relanzamiento de la unidad de Cargas “resultará clave en el contexto pospandemia.


Aerolíneas Argentinas decidió potenciar el negocio de cargas como uno de los ejes del plan estratégico para el futuro pospandemia, además de concluir la fusión definitiva con Austral, luego de adoptar medidas de contingencia que le permitieron ahorrar $ 350 millones mensuales desde junio pasado.
El relanzamiento de la unidad de Cargas “resultará clave en el contexto pospandemia”, destacó el Ministerio de Transporte en un informe cuyas definiciones principales fueron incorporadas a la reciente presentación en el Senado del jefe de Gabinete, Santiago Cafiero.
“Ante la caída en los márgenes tarifarios del tráfico de pasajeros se apuntará a obtener mayor ganancia con el transporte de mercancías”, indicó ese informe.
La decisión se adoptó ante el impacto de la pandemia de Covid-19 y gracias a “la experiencia ganada en este rubro durante los vuelos con materiales sanitarios” que la compañía realiza desde y hacia Shanghai, China.
En un primer momento, Aerolíneas trabajará con aviones de pasajeros con retiro de asientos de cabina (POA).
La fusión con Austral Líneas Aéreas, en tanto, “no sólo eliminará estructuras duplicadas, sino que permitirá el ahorro de costos impositivos y duplicación en pagos de servicios operativos”, indicó la cartera de Transporte.
Las áreas de operaciones de las dos empresas trabajan en conjunto para lograr la reorganización efectiva con ambas líneas aéreas (AR y AU) y se prevé la fusión de los dos talleres aeronáuticos de reparaciones para el próximo primero de noviembre.
A su vez, la unidad “Aerolíneas Técnica” está realizando su propio desarrollo para brindar a terceros servicios de mantenimiento de aeronaves (mayor y de línea), de componentes (en general y motores) e Instrucción (certificada por Airbus para mecánicos de A330).
El plan pospandemia se diseñó luego de aplicarse en los últimos meses una política de mitigación de gastos, a fin de reorganizar los recursos de acuerdo con las necesidades de dotación y la situación financiera de la empresa.
En lo que respecta al resultado económico de AA, en enero-julio se acumuló un déficit de US$ 374,5 millones debido a la parálisis casi total de operaciones: sólo se generaron ingresos por el tráfico de pasajeros repatriados, por vuelos especiales y el traslado de insumos sanitarios provenientes de China.
Ante esa situación el Tesoro nacional realizó transferencias por $ 16.894 millones para abonar salarios de los trabajadores, asegurar el mantenimiento de la flota y continuar con las actividades mínimas.
Esos recursos se aportaron desde marzo, ya que durante los dos primeros meses del año, Aerolíneas Argentinas había recibido un 15% menos de subsidios, en comparación con el mismo período de 2019, concluyó el informe que presentó el titular de la JGM.