En la ruta del biocombustible

Córdoba puso primera en la línea de sancionar una normativa para impulsar el reemplazo de combustibles fósiles, antes de fin de año.

 

El Gobierno cordobés trabajará con las otras provincias para impulsar un nuevo marco legal nacional.


Un proyecto de ley para implementar el uso de biocombustibles en el transporte automotor de carga y público de pasajeros, además de la flota de vehículos oficiales será presentado ante la Legislatura de Córdoba por el Gobierno provincial.
El gobernador Juan Schiaretti anunció, a través de su cuenta Twitter, que la iniciativa apunta a “consolidar una política de desarrollo sustentable cuidando el medioambiente, porque este combustible es mucho menos contaminante que los combustibles fósiles”.
Schiaretti encabezó una reunión de trabajo con representantes de la Cámara de Industrializadores de Granos y Productores de Biocombustible en Origen (Cigbo) y de la Cámara Empresaria de Bioetanol de Maíz (Bio Maíz), de la que surgió la iniciativa.
El proyecto de ley que el gobernador enviará a la Legislatura, busca fortalecer la demanda de biocombustibles a través del autoconsumo y del fomento en los transportes de carga, en transporte públicos de pasajeros, flotas oficiales y en los vehículos usados en la agroindustria, entre otros.
Además se promoverá el fortalecimiento de la oferta mediante la instalación en Córdoba de más plantas que transformen biomasa en bioetanol, biodiesel y biometano.
El proyecto propicia, por otra parte, una “mayor generación de empleo en origen, así como mayor agregado de valor de las cadenas productivas, propiciando el desarrollo económico de Córdoba”.
El Gobierno cordobés inició una ronda de consultas para que la ley pueda ser sancionada antes que finalice este año y trabajará con las otras provincias de la liga de biocombustibles, para impulsar un nuevo marco legal nacional que pueda ser aplicado desde 2021.