Vuelven las fotomultas en los accesos

Debido al aumento de la circulación de vehículos por la flexibilización del aislamiento obligatorio, se intensificará la fiscalización de la velocidad máxima en los Accesos Norte y Oeste.

No se pueden destinar las camas disponibles para atender la pandemia se ocupen con heridos por siniestros viales evitables.


La Agencia Nacional de Seguridad Vial (ANSV), dependiente del Ministerio de Transporte, y el gobierno de la provincia de Buenos Aires, decidieron intensificar la fiscalización de la velocidad máxima en los Accesos Norte y Oeste. La medida partió del crecimiento de la circulación ante la paulatina flexibilización de la cuarentena.
Los controles se realizarán a través de radares móviles y se verificará que se respete el límite permitido (130 km/h en Panamericana y en Oeste). También, se pondrán en operación los 10 cinemómetros fijos instalados en los puentes de las autopistas y se prevé la instalación de nuevos equipos.
Por otra parte, se espera que en breve se inicie la radarización en las rutas nacionales en las provincias, como Río Negro, Corrientes, Salta y Santa Fe, entre otras.
Al analizar la siniestralidad vial en las autopistas durante marzo, abril y mayo, se observó una caída significativa al comienzo del aislamiento desde el 20 de marzo, donde se redujo un 90% la cantidad de incidentes. Pero durante los últimos días de abril y primera semana de mayo comenzó a crecer, junto con el aumento de la circulación. Respecto del mismo período del año pasado, el descenso es del 75%.
“Notamos este ascenso y sabemos que el exceso de velocidad es el principal factor de riesgo vial. No podemos permitir que las camas de terapia que están disponibles para atender la emergencia por la pandemia se ocupen con heridos por siniestros viales evitables. Bajar la velocidad es una forma simple y efectiva de cuidarnos y por eso vamos a controlar en conjunto con el gobierno provincial y los municipios”, remarcó el director ejecutivo de la ANSV, Pablo Martínez Carignano.
El funcionario insistió: “Estamos todos unidos por la seguridad vial, algo que no pasó en la gestión anterior en la que, pese a ser todos del mismo partido, no pudieron ponerse de acuerdo en algo tan elemental como fiscalizar la velocidad en las autopistas”.
La multa por exceso de velocidad va de 150 a 1000 UF, de acuerdo con la normativa provincial. La UF (unidad fija) está en $63,09. El valor inicial del pago voluntario, con un descuento del 50%, es de $4.731,75.