“Las empresas quedaron muy debilitadas”

El nuevo presidente de la Fadeeac, Roberto Guarnieri, puntualizó las carencias al que se enfrenta el autotransporte, luego de un año de pandemia, y sus esperanzas puestas en el diálogo con el Gobierno nacional.

 

El titular de la Federación reclamó la unificación del precio de gasoil en todo el país


A mediados de diciembre del año pasado, la Federación Argentina de Entidades Empresarias del Autotransporte de Cargas (Fadeeac) renovó sus autoridades, a través de una lista de consenso por parte de las cámaras que integran la entidad. A la cabeza de la conducción fue elegido Roberto Guarnieri, un histórico dirigente del sector y proveniente del Centro de Transportistas de Cargas de Cañuelas (Cocatra), del cual fue presidente.
Hoy, a sus 68 años, Guarnieri debe enfrentar el difícil equilibrio de liderar entre lo importante y lo urgente, que en algunos casos se aúnan y en otros demandan distintos plazos de solución, aunque con el mismo estado de gravedad. El camino que marcó desde el inicio de su gestión fue el de la negociación y el diálogo.
La falta de insumos –en particular de neumáticos-, el delicado contexto sanitario, que implica reforzar los controles y protocolos para cuidar la salud de los conductores, la exigencia de llegar en tiempo y forma con los productos a los centros de distribución o góndolas, entre otras cuestiones, son temas que se reúnen en un frente común: seguimiento y respuestas rápidas para asegurar una cadena que no se puede romper.
Por otro lado, el autotransporte arrastra problemas de larga data, como el incremento de los costos, que hace cumbre en el combustible y en sus diferentes precios, según la zona del país. También la carga tributaria y el alza de impuestos se anotan como algunos de los déficits que permanecen en la agenda de la actividad y que el nuevo presidente de la Fadeeac señaló más de una vez durante esta entrevista.
Guarnieri dejó en claro lo complejo que fue haber transitado 2020 y las consecuencias que, por el momento, se visualizan. “Las empresas quedaron muy debilitadas porque estuvieron muchos meses paradas y recién ahora están retomando la actividad”, afirmó.
También explicó que en otras áreas “se trabajó bien”, como el de la logística, la distribución de medicamentos o de alimentos. Pero hubo rubros que tuvieron que parar o que sufrieron fuertes caídas por la disminución en el consumo interno. A manera de ejemplo, el directivo nombró el transporte de áridos por el freno que castigó a la construcción.
A pesar de la falta de certezas a largo plazo, el dirigente tiene mejores expectativas para 2021. “Estamos muy esperanzados en seguir trabajando como iniciamos el año. La cosecha va a ser un quiebre importante, porque viene bastante bien, mejor que 2020, aparentemente. Hay que sumar que la construcción se reactivó un poco, más otros rubros que no habían parado del todo. Creo que la mayoría del transporte va a estar operando en un 80 por ciento”, dijo.

 

Vínculos
Una de los principales intereses de los actuales directivos de la Fadeeac es la de mantener un constructivo diálogo con el Gobierno nacional. De hecho, los primeros pasos ya se dieron en diferentes encuentros con el presidente Alberto Fernández; el ministro de Transporte, Mario Meoni; y el secretario de Planificación del Transporte, Gastón Jaques; y el director nacional de Cargas, Juan Manuel Escudero.
Al respecto, Guarnieri se mostró confiado. “Hasta ahora, ha sido muy buena la relación y esperamos que siga así. Nos hemos visto varias veces con las autoridades del Ministerio de Transporte para señalarles nuestras problemáticas, como la falta de insumos. Incluso, nos hemos reunido con el Presidente, que prestó mucha atención a todo lo que le decíamos. Para nosotros fueron reuniones muy positivas. Estamos esperando respuestas. No son inmediatas, por supuesto. No se puede arreglar lo que nos falta de un día para el otro”, manifestó.
“El Gobierno ya ha tomado cartas en el asunto”, enfatizó y aseguró que los funcionarios “se mostraron muy interesados”.

 

Pérdidas
El titular de la Fadeeac también apuntó al aumento de costos. “No podemos tener una tarifa estable. Lo que trabajamos hoy lo cobramos dentro de 30 días. Seguimos perdiendo plata. Los peajes nos llevan mucho dinero. Todo el costo financiero es muy elevado”, dijo y añadió: “La pandemia nos ha dejado a todos mal económicamente”.
En esa línea, hizo hincapié en unificar el precio de gasoil en todo el país. “Por ejemplo, hay una diferencia bastante importante entre Capital Federal y el norte, lo que deja a empresas de esa zona fuera de competencia. Queremos que en toda la Argentina sea más o menos parejo el precio y que no se aumente tanto ni tan seguido”, reclamó.
La carencia de cubiertas en el país, alertó el titular de la Federación, está llevando a que muchos transportistas se las estén quitando a un camión para ponérselas a otro vehículo, a fin de seguir trabajando. Estos productos, recordó Guarnieri, no se fabrican en el país.
“Hay una sola fábrica que los está haciendo en este momento, pero por la pandemia funciona a un 50 por ciento. Tampoco trabajando al cien por cien alcanzaría a abastecer la necesidad que tenemos”, se lamentó.
Por ese faltante, el dirigente contó que “si se anda por las rutas, se ven las bandas de las cubiertas por todos lados. Es señal de que se están recapando cubiertas que no se tendrían que recapar y explotan. Eso traería otro problema, que es la seguridad vial. Estamos muy preocupados por los incidentes que pudieran ocasionarse en las rutas. Eso ya lo sabe el Presidente”.
Además, señaló que existen dificultades para que los transportistas se abastezcan de repuestos para sus vehículos. Algunas empresas cerraron y trabajan con la mitad de su personal. Al respecto, agregó: “No hay precio en el mercado, lo que nos acarrea un problema bastante importante”.

 

Misión
Una de las principales misiones de Guarnieri frente a la Federación es que “todo el transporte esté unido”. También apunta a conseguir “lo que más se pueda para el sector”. El diálogo con las demás entidades de la actividad parece expresar una mutua colaboración. “Trabajamos juntos y vamos a seguir haciéndolo. Es la única manera de llevar el transporte adelante”, aseveró.
En el camino de conservar una política federativa, el dirigente afirmó que la comunicación con las cámaras que integran la Fadeeac “es excelente” y dijo: “Si bien los primeros meses del año son más tranquilos, estamos en contacto con sus presidentes para abordar los problemas”.